gina 203
PEDRO JOAQUÍN GARCÍA MORATALLA
PLEITOS DE LA VILLA DE ALBACETE A MEDIADOS DEL SIGLO XVI
PLEITOS DE LA VILLA DE ALBACETE A MEDIADOS DEL SIGLO XVI
DISPUTES IN THE TOWN OF ALBACETE IN THE MID 16
TH
CENTURY

Instituto de Estudios Albacetenses
Albacete, JCCM, España
garciamoratalla@gmail.com
Cómo citar este artículo: García Moratalla, P. J. (2020). Pleitos de la villa de Albacete a
mediados del siglo XVI. Al-Basit (65), 203-255. http://doi.org/10.37927/al-basit.65_6
Recibido/Received: 01-09-2020
Aceptado/Accepted: 20-07-2020
ABSTRACT: In the mid 16th
Century, the town of Albacete
was immersed in a series of dis-
putes that already came from
long ago, although some were
originated then and others would
     
neighboring towns of Chinchilla
and La Gineta were constant, due
to terms and meddling from one
to another. The decrease in the
public treasure was mainly mo-
tivated by the expenditures to
afford the confrontations, along

with the lands of Jorquera and
Alcalá, manor of the marquis of
Villena and duke of Escalona.
     
led to cost overruns. The payout,
at the Court and the Chancery of
Granada, of lawyers, attorneys
and solicitors, as well as the dis-
patch of local laborers and man-

orders, largely undermined the
funds of the Albacete council.
RESUMEN: A mediados del si-
glo XVI, la villa de Albacete se
hallaba inmersa en una serie de
pleitos que ya venían de antaño,
aunque alguno se originó en-
tonces y otros se prolongarían
más allá de ese momento. Los
roces con las poblaciones veci-
nas de Chinchilla y La Gineta
fueron constantes, por razón de
términos e intromisión de unos
y otros. La merma de las arcas
concejiles estuvo motivada en
gran parte por los desembolsos
correspondientes a los enfren-
tamientos con este último lugar,
seguido de los relativos al con-
 
y Alcalá, señorío del marqués de
Villena y duque de Escalona. La
larga duración de los litigios era
la causa de los sobrecostes. El
mantenimiento, en la Corte y en
la Chancillería de Granada, de let-
rados, procuradores y solicitado-
res, así como el envío de peones
y gestores locales con mensajes y
gina 204
AL-BASIT 65 • PÁGS. 203-255 • INSTITUTO DE ESTUDIOS ALBACETENSES “DON JUAN “MANUEL” • ALBACETE • ISSN 2695-6888
1. INTRODUCCIÓN
Cualquier metodología utilizada en la investigación histórica de-

veraz y aproximado del acontecimiento pretérito. La orientación que
abordamos aquí, está basada fundamentalmente en el escudriñamien-
to de las fuentes originales, y completada, en la medida de lo posible,
por aquellos estudios locales que ayuden a mejorarla y a darle más
consistencia. Los nuevos contenidos inéditos que salen a la luz con este
proceder quedan prestos a ser utilizados por otros investigadores y,
además, con las referencias de archivo señaladas y expuestas.

sensación de mayor erudición retórica, pero que en nada contribuirían
a procurar una mayor información ni aclaración respecto al tema que
-
mos con extraer sus piedras de la cantera. Tampoco recurrimos a en-
tresacar lo más jugoso, olvidando el resto del escrito primigenio como
desechable, pues olvidaríamos la atmósfera en que están envueltos los
acontecimientos de la época que tratamos.
Aunque los comentarios personales hacen más digerible y ameno
el contenido de los hechos, el paso inmediato sería irremediablemente
al debate y a la controversia. La línea entre interpretación y opinión es
    

todavía inexplorado del momento que se estudia. El investigador debe
dar respuestas en base a esos textos y a lo descubierto en ellos, tratan-
do de extraer y exponer su contenido intrínseco. Cuando vamos pega-
dos al escrito original, la metodología pueda resultar así llana, exenta
de literatura y menos atractiva, y especialmente en el tema que trata-
mos. Basta observar cualquier escrito o resolución relativa a procesos
para admitir que la amenidad expositiva brilla por su ausencia, debido
KEYWORDS: Disputes, marquis
of Villena, Chancery of Granada,
Court of Valladolid, council of
Albacete, terms of Chinchilla and
La Gineta, expenses and overruns.
órdenes determinadas, minaron
en gran parte los fondos del con-
cejo albaceteño.
PALABRAS CLAVE: Pleitos, mar-
qués de Villena, Chancillería de
Granada, Corte de Valladolid,
concejo Albacete, términos de
Chinchilla y La Gineta, gastos y
sobrecostes.
gina 205
PEDRO JOAQUÍN GARCÍA MORATALLA
PLEITOS DE LA VILLA DE ALBACETE A MEDIADOS DEL SIGLO XVI


historiadores los hechos y acontecimientos que se exponen. Quedaría
así todo lo transcrito como garante de lo que se concluye sobre el papel.
Por ello, iremos siempre arrimados al documento, demostrando preo-
cupación e insistencia por revelar su veracidad con las citas pertinen-
tes, aunque a veces resulte tedioso para los poco o nada versados en

el condimento a su libre albedrío.
En la redacción se incluyen muchos textos originales. Tratamos de
evitar así el peligro del casi seguro error que conllevaría toda especula-
ción sobre hechos tan lejanos en el tiempo y faltos, en la mayoría de los
      
categóricamente lo descrito. Por eso hemos utilizado fuentes y biblio-

cualquier encorsetamiento académico, tiene la ventaja de afrontar la
historia del conjunto de nuestros pueblos conociendo primero la de
cada uno de ellos, para después generalizar en base a esos estudios
particulares.
El tiempo en el que emerge el contenido que aquí se trata coincide
con el inicio del reinado de Felipe II (1556-1598). El concejo albace-
teño estaba formado básicamente por varios regidores, dos alcaldes
ordinarios, un alguacil mayor y dos alcaldes de hermandad (uno del
estado de hidalgos). Los primeros participaban con voz y voto en todos
los asuntos municipales y fueron en un principio elegibles, en un nú-
mero de seis. Desde mediados del siglo XVI la monarquía convirtió los
regimientos en perpetuos, con la venta del cargo, obteniendo así bene-

lo ocupasen fueren personas de calidad para administrar la población.
En Albacete aparecen ocho regidores perpetuos a partir de 1543. Su
número iría aumentando con el tiempo. En 1555 había doce y en 1561
llegaban a dieciocho (García Moratalla, 2020, p. 15).
Este gobierno municipal se encargaría de dirigir los destinos de la
villa y resolver todos los asuntos locales motivo de controversia. Éstos
eran tratados en primera instancia por la justicia local, correspondien-
te en este caso a los dos alcaldes ordinarios. Cabía el recurso ante el go-
bernador del Marquesado de Villena, residente en San Clemente, tanto
de cuestiones vecinales como de los enfrentamientos habidos entre
dos o más poblaciones. En este último caso, a tenor de las escasas refe-
rencias, es evidente que la parte disconforme con el veredicto apelaría
casi siempre a instancias superiores.
Dejando aparte los procesos tocantes a la constante intromisión
de gobernadores o corregidores en la primera instancia del lugar, de-
gina 206
AL-BASIT 65 • PÁGS. 203-255 • INSTITUTO DE ESTUDIOS ALBACETENSES “DON JUAN “MANUEL” • ALBACETE • ISSN 2695-6888
dicaremos preferentemente este trabajo a los pleitos que la villa de
Albacete mantuvo con otros pueblos.
Numerosos fueron los litigios; algunos de ellos se venían arrastran-
do desde muchos años atrás, especialmente con el duque de Escalona
y sus villas de Jorquera y Alcalá (relativo a la comunidad de términos)
y “con otras onze villas deste marquesado”. Con la ciudad de Chinchilla
sobre los montes; y con la villa de La Gineta, “que fue aldea desta villa,
sobre el término e juridiçión. E que ordinariamente tiene veinte o treinta
pleitos en Corte i en Granada y ante la justiçia maior”
1
.
2. LA GESTIÓN DE LOS PLEITOS
La estancia de apoderados del concejo de Albacete en San
Clemente, Valladolid o Granada era determinante, no sólo para la ges-
tión de las causas que allí se trataban, sino para los asuntos más diver-
sos. El mantenimiento de esa permanencia y salarios, era a costa del

gasto excesivo, o inadecuado, de quienes trataban de solucionar esos
menesteres. Se mantenía pues a letrados (abogados) que libraban los
pleitos y a procuradores y solicitadores que se ocupaban de los trámi-
tes burocráticos al respecto.
Los procuradores eran elegidos para iniciar los trámites.
Distinguimos al procurador del concejo, nombrado para ocuparse de
todo tipo casos, tanto los que estaban en litigio como los que no. Era
un gestor itinerante. Tenían salario anual pagado por tercios del año,
de cuatro en cuatro meses. En Albacete aparece Miguel Sánchez en las
cuentas de propios de 1555-1556, con seis ducados de salario anual
2
.
Todavía cobró honorarios en las cuentas siguientes
3
. En las de 1557-
1558 ocupaba el puesto Ginés Gómez y, en las de 1558-1559, volve-
ría a serlo Miguel Sánchez
4
. En 1559-1560 y 1560-1561 aparece Garci
Hernández de Córdoba como tal, todavía con el mismo estipendio
5
.
El consistorio elegía a otros procuradores de entre personas que
ya estaban en la Corte o en Granada y que atendían además los casos
de otras poblaciones al mismo tiempo. Se intentaba mantener en el
cargo a la misma persona durante el mayor tiempo posible, dado que
podían entender y llevar con mejor continuidad los pleitos duraderos.
1
A.H.P. de Albacete. Sec. Municipios. Caja 4507. Actas capitulares 1552-1562.
Sesión del 16-VII-1558. Fols. 276rº-276vº.
2
Ibídem. Caja 4578. Libro 228. Cuentas de propios 1552-1564. Cuenta del 29-IX-
1555 a 29-IX-1556.
3
Ibídem. Cuenta del 29-IX-1556 a 29-IX-1557.
4
Ibídem. Cuenta del 29-IX-1558 a 29-IX-1559.
5
Ibídem. Cuenta del 29-IX-1559 a 29-IX-1560.
gina 207
PEDRO JOAQUÍN GARCÍA MORATALLA
PLEITOS DE LA VILLA DE ALBACETE A MEDIADOS DEL SIGLO XVI
Circunstancia ésta que fue habitual en épocas posteriores (Córcoles,
2008, p. 154). Tenían carta de poder del concejo para representarlo
legalmente. En los intervalos temporales en que no había litigios, casi
siempre seguían manteniendo su salario.
Los solicitadores eran nombrados, normalmente, de entre vecinos
de la villa que tenían una instrucción mínima, como escribano, regidor,
bachiller, etc. Uno para asuntos directos, como el bachiller Díaz, y otros
que se encargaban de los trámites legales en la Chancillería de Granada
o en la Corte de Valladolid, durante un tiempo determinado. Se les re-

asuntos que gestionar, bien porque el concejo no dispusiese de dinero
para mantenerlo en su puesto o por disconformidad con su tarea.
No obstante, siempre y cuando el consistorio lo determinase, po-
día darse el caso de que el procurador hiciese también las funciones de
solicitador, aún a pesar de mantener a otro exclusivo para ese puesto.
Es, por ejemplo, el caso de Tristán Calvete, solicitador y procurador en
Corte, que llevó los asuntos de la villa hasta 1560, con la habitual paga
anual de seis ducados.
También el ayuntamiento tenía abogados para sus trámites direc-
tos, como el bachiller Munera, con idéntica remuneración que el solici-
tador
6
. Otros los tenía en Granada o en Valladolid, como veremos.
2.1. En la Chancillería de Granada
El concejo albacetense, como todos los ubicados al sur del Tajo,
debía solventar sus litigios generales en la Chancillería de Granada. Allí
mantenía, hacia 1556, a los letrados Tello Fernández y Juan Fernández.
Éste último había muerto recientemente, nombrando en su lugar al
licenciado Jara. Los dos recibían la acostumbrada retribución de seis
ducados cada uno
7
.
El cargo de procurador lo ocupó Martín de Carvajal, por lo menos
hasta 1560, según se desprende de algunas referencias en las cuentas
de propios tocantes a su gestión
8
. En la sesión del ayuntamiento del 7 de
julio de 1561 aparece otro, llamado Francisco Aguilera que entendería
en el pleito con Jorquera
9
.
6
A.H.P. de Albacete. Secc. Municipios. Caja 4578. Libro 228. Cuentas de propios 1552-1564.
Cuenta del 29-IX-1560 a 29-IX-1561.
7
Ibídem. Caja 4507. Actas capitulares 1552-1562. Sesión del 10-II-1556. Fol.
169vº.
8
Ibídem. Caja 4578. Libro 228. Cuentas de propios 1552-1564. Cuenta del 29-IX-
1557 a 29-IX-1558 y cuenta del 29-IX-1559 a 29-IX-1560.
9
Ibídem. Caja 4507. Actas capitulares 1552-1562. Sesión del 7-VII-1561. Fol. 377rº.
gina 208
AL-BASIT 65 • PÁGS. 203-255 • INSTITUTO DE ESTUDIOS ALBACETENSES “DON JUAN “MANUEL” • ALBACETE • ISSN 2695-6888

concejo Francisco de Cantos, después alcalde ordinario electo en oc-
tubre de 1555. En las cuentas de propios consta que un peón le llevó a
Granada una carta y otros despachos, así como cuarenta ducados para
su gestión
11
. Dos años después sus cabezaleros testamentarios recibi-
rían la liquidación de los honorarios que el susodicho había ganado “so-
liçitando los pleitos queste conçejo trata en la dicha çiudad de Granada,
sobre hidalguías e aprovechamiento de términos e otros pleitos”
12
.
Al quedar vacante el puesto y, por requerimiento del procurador
del concejo Martín Carvajal, se nombró a Alonso Hernández, que “a es-
tado otras vezes en los dichos negoçios y los a fecho mui bien y dado bue-
na quenta dellos, … e le asinaron siete rreales de salario cada vn día”
13
.
Como era también recaudador real, circunstancia en que estaba ocu-
pado en ese momento, alega para que se nombre otro solicitador en su
lugar, eligiéndose como tal a su hijo Pedro Cebrián, escribano como él,
“al qual mandaron se parta luego”
14
.
-
10
Academia de Bellas Artes San Fernando. Museo, nº A-0909.
11
A.H.P. de Albacete. Secc. Municipios. Caja 4578. Libro 228. Cuentas de propios
1552-1564. Cuenta del 29-IX-1554 a 29-IX-1555
12
Ibídem. Cuenta del 29-IX-1556 a 29-IX-1557.
13
A.H.P. de Albacete. Sec. Municipios. Caja 4507. Actas capitulares 1552-1562.
Sesión del 2-V-1555. Fols. 132vº-133vº.
14
Ibídem. Sesión del 18-VI-1555. Fol. 137vº.
Real Chancillería de Granada (1531-1587). Dibujo anónimo del
siglo XVIII
10
.
gina 209
PEDRO JOAQUÍN GARCÍA MORATALLA
PLEITOS DE LA VILLA DE ALBACETE A MEDIADOS DEL SIGLO XVI

para solicitar en nombre de la villa. En ese tiempo, se le requirió en va-
rias ocasiones que abandonase Granada y retornase a Albacete, como
veremos en el pleito de los Alfaros. La primera de ellas fue a los tres
meses y medio de su nombramiento. A primeros de noviembre de 1555
el ayuntamiento acordó que, puesto que la villa no tenía propios, se le
escribiese para que, una vez visto el pleito de la taja (tributo sobre el
ganado), se viniese; “y si no se obiere vysto quinze días antes de Navydad,

15
. El 14 de diciembre se ordena
al mayordomo del concejo que “venda çinquenta fanegas de trigo para

que debe, y se venga luego y no esté a costa del conçejo”, al tiempo que
también se requería el regreso del bachiller Alarcón, que igualmente
estaba como tal solicitador en la Corte, 
Navidad primera que viene y no gasten costas desta villa”
16
.
No obstante, el alcalde ordinario, y bachiller, Francisco de Cantos
no era partidario de que Cebrián cesase en su puesto en Granada, dan-
do motivos para su permanencia, por estar los pleitos aún pendientes
de solución:
[…] porque, acabados (los procesos), esta villa quedará en paz con
los comarcanos con quien trata pleitos, e así que conviene mucho
-



hasta que se acabe; donde no, que sea a culpa i cargo de los sennores


17
.
Como veremos en la causa que se trataba sobre la hidalguía de los
Alfaros, en marzo, abril, agosto y noviembre de 1556, el consistorio le
ordenaría de nuevo que retornase a Albacete. Esta vez sí, pero en diciem-
bre, ya está dando cuenta de su gestión en la villa manchega. Además, en
lo referente a otros asuntos que tramitaba, señaló que el caso del duque
de Escalona no lo había seguido. Sobre el horno con los Villena, que había
presentado las escrituras. Sobre el asunto de Campillo, que había manda-
15
A.H.P. de Albacete. Sec. Municipios. Caja 4507. Actas capitulares 1552-1562.
Sesión del 3-X-1555. Fols. 162vº-163vº.
16
Ibídem. Sesión del 14-XII-1555. Fol. 165vº.
17
Ibídem. Sesión del 31-XII-1555. Fols. 166vº-167rº.
gina 210
AL-BASIT 65 • PÁGS. 203-255 • INSTITUTO DE ESTUDIOS ALBACETENSES “DON JUAN “MANUEL” • ALBACETE • ISSN 2695-6888

el pleito de Chinchilla
18
.
Después, como veremos, retornaría otra vez a Granada
19
y, a media-
          
de este solicitador, incluso se dan muestras de satisfacción por su buena
gestión. El motivo de pedir su cese estaba en la falta de dinero en las arcas


-

-

       
mandaron que venga el dicho Pedro Çebrián, e para hello le rrevocan

estado en que están los demás pleitos
20
.
En compensación a su buena labor el concejo determinó que “se
le dé de albriçias seis mill marauedís pora ayuda a vn vestido”, al mismo
“sesen-

de venirse, liquide cuentas con todas las personas a quien se debiere di-
nero;
21
.
Como en ese momento los letrados no entendían en pleitos, se
acuerda que no haya nada más que uno, quitando al licenciado Jara, que
lo era también de Ves, con quien Albacete pleiteaba, y dejando sólo al
expresado Tello
22
. Cinco días después se acordó tomar dinero prestado

Castillo Morote y Miguel del Castillo Morcadas, para enviarlo a Pedro
Cebrián. Salvo el primero, los otros tres serían encarcelados por negarse
a tal menester
23
.
Para hacer efectivo el cese de Cebrián, se envió un peón, que le
18
Ibídem. Sesión del 30-XII-1556. Fols. 203rº-204rº.
19
Ibídem. Sesión del 3-II-1557. Fol. 204vº.
20
Ibídem. Sesión del 17-IX-1557. Fol. 233rº.
21
Ibídem. Sesión del 17-IX-1557. Fol. 233rº- 233rº
22
Ibídem.
23
Ibídem. Sesión del 17-IX-1557. Fol. 233rº.
gina 211
PEDRO JOAQUÍN GARCÍA MORATALLA
PLEITOS DE LA VILLA DE ALBACETE A MEDIADOS DEL SIGLO XVI
entregó “la rrevocaçión que lleva para que se venga”
24
; y también un
vecino de Villamalea le llevó otra anulación del mismo poder
25
con tal
de asegurar la comunicación. Lo cual demuestra la enconada determi-
nación del concejo de apartarle del cargo.

padre del actual, era más que evidente. Los pagos que debía efectuar el
mayordomo del concejo al hijo, eran depositados primero en su proge-
nitor, para que éste, a su vez, se los enviase. Los libramientos van referi-
dos al salario, a veces mezclados con los correspondientes a gastos de
pleitos, 

26
.
         -
quidación de los negocios del solicitador, habiendo de librarle 84.859
maravedís (casi 2.500 reales).
[…] a Pedro Çebrián e Alonso Hernández, su padre, o a qualquier
         
-

el pleito de los Alfaros sobre hidalguía y en los pleitos contra el
duque de Escalona e las villas de Xorquera, Alcaraz e Ves sobre el
aprovechamiento de los términos, de lo qual l´está tomada quenta
en los libros del ayuntamiento desta villa
27
.
Sin embargo, esas cuentas, o serían revisadas y se descubriría que
el balance era a favor del concejo, o realmente no se había realizado el
-
pulado todo el dinero durante la gestión de Pedro Cebrián había sido su
progenitor y no él. El propio Cebrián, cuando se vio alcanzado y debía de-
volver al concejo 15.840 maravedís, “contradixo las quentas diziendo que
no rreçebía él [el] dinero, sino el dicho su padre. Por tanto, atento quel di-
cho su padre rreçebió el dinero e dio cartas de pago dello, que lo mandavan

28
.
Así pues, el hijo no era responsable de ese débito. Aún en abril del
          
24
A.H.P. de Albacete. Secc. Municipios. Caja 4578. Libro 228. Cuentas de propios
1552-1564. Cuenta del 29-IX-1556 a 29-IX-1557.
25
Ibídem.
26 Ibídem. Cuenta del 29-IX-1555 a 29-IX-1556.
27
Ibídem. Cuenta del 29-IX-1556 a 29-IX-1557.
28
A.H.P. de Albacete. Sec. Municipios. Caja 4507. Actas capitulares 1552-1562.
Sesión del 3-VIII-1558. Fols. 280rº-280vº.
gina 212
AL-BASIT 65 • PÁGS. 203-255 • INSTITUTO DE ESTUDIOS ALBACETENSES “DON JUAN “MANUEL” • ALBACETE • ISSN 2695-6888
ayuntamiento “mandaron al procurador del conçejo que pida a Alonso
-
baçión de su hijo de las quentas”
29
.
Sólo una parte del dinero que el concejo entregaba a Hernández, era
enviada por éste a su vástago, según se deja ver en la sesión del ayunta-
miento del 11 de octubre de 1561. Pues ese Alonso Hernandes, su padre,
cobró muncha cantidad de dinero de los salarios para los enviar al dicho


en quenta lo que tenía rreçebido su padre”
30
. Es decir que el ascendiente li-
braba al descendiente lo imprescindible para la gestión de solicitador en
Granada, reteniendo para sí lo restante del total que previamente había
recibido del consistorio.
No nos consta que en 1558 y 1559 hubiese solicitador en Granada.
En 1560 se vio la necesidad de nombrar otro, pues el pleito sobre la
hidalguía de los Alfaro estaba desatendido, y la parte contraria seguía

sentenciaba por pecheros, “y para otros pleitos questa villa tiene con
la villa de Ves y el duque d´Escalona, conviene enbyar soliçitador”
31
. Se
nombró a Esteban Pérez, a la vez que se le enviarían fondos para que
pagase a los letrados
32
.
Una vez ajustadas las cuentas con los abogados, el nuevo solicita-
dor había pedido el dinero correspondiente para hacerles la liquida-
ción. En noviembre del mismo año 1560, Pérez indicaba que se debían
más de cien ducados a letrados y procuradores. Pero, de momento, sólo
le mandaron algo más de la mitad, 600 reales, prestados por el alférez
Pedro Carrasco, durante quince días. En caso de no serle devuelto en
ese tiempo, se habría de vender trigo del año anterior para sufragar
el préstamo
33
. Un peón fue a Granada a llevar ese capital, ocupándose
quince días en el viaje y estada
34
.
Una vez que hubo vuelto a Albacete, el solicitador Esteban Pérez co-
bró “sesenta y vn mill y ochenta y dos marauedís que se le deven de zien
días que se a ocupado por soliçitador desta villa en la çiudad de Granada”,
29
Ibídem. Sesión del 1-IV-1559. Fol. 299vº.
30
Ibídem. Sesión del 11-X-1561. Fol. 388vº.
31
Ibídem. Sesión del 3-IX-1560. Fol. 347rº.
32
Ibídem. Sesión del 3-XI-1560. Fol. 354vº.
33
Ibídem. Sesión del 27-XI-1560. Fols. 355vº-356rº.
34
A.H.P. de Albacete. Secc. Municipios. Caja 4578. Libro 228. Cuentas de propios
1552-1564. Cuenta del 29-IX-1560 a 29-IX-1561.
gina 213
PEDRO JOAQUÍN GARCÍA MORATALLA
PLEITOS DE LA VILLA DE ALBACETE A MEDIADOS DEL SIGLO XVI
en el pleito de los Alfaros sobre hidalguía, y en el de Jorquera y Ves sobre
el aprovechamiento de términos “a ocho rreales cada día”
maravedís que pagó de derechos y salarios de letrados
35
.
2.2. En la Corte de Valladolid
Hasta que Felipe II decidió trasladarse a Madrid en 1559, y des-
de el reinado anterior, la Corte estuvo en Valladolid. Aquí se libraban
los procesos sobre jurisdicción y todo lo relativo a la incumbencia real.
Actuaba como letrado, por parte de Albacete, Andrés Ponce de León y
después, a partir de agosto de 1558, el licenciado Núñez de Avedaño.
Como hemos señalado, Tristán Calvete haría las funciones de

por sus honorarios y salario habitual anual (6 ducados)
36
, así como
el envío de documentación sobre su gestión y los diversos trámites
burocráticos que despachaba
37
. El cargo le sería revocado en octu-
bre 1560, “porque de presente esta villa no tiene neçesidad de procu-
rador en Corte”
38
.
Además de Calvete, el ayuntamiento albaceteño tuvo otros solici-
tadores puntuales en este tiempo. A primeros de octubre de 1555 se
constata que el bachiller Alarcón está como tal, entendiendo en el plei-

de dejar el asunto y regresar Albacete, “e que se quiere venir. Que se
l´escriva que se venga i que traiga el previllejo, e que se venga sacadas las
rrelaçiones”
39
. Dos meses después lo vemos rindiendo cuentas e infor-
mando sobre la necesidad de que se nombrase a otro en su lugar, “por-

para verse
40
, a la vez que deja constancia que se tienen pleitos con Las
Peñas, El Bonillo y Chinchilla
41

la liquidación que se le hizo en su favor, “del tiempo questubo por esta
villa por soliçitador della en Valladolid”
42
.

35
Ibídem.
36
Ibídem. Cuenta del 29-IX-1557 a 29-IX-1558.
37
Ibídem. Cuenta del 29-IX-1558 a 29-IX-1559.
38
A.H.P. de Albacete. Sec. Municipios. Caja 4507. Actas capitulares 1552-1562.
Sesión del 4-X-1560. Fol. 353rº.
39
Ibídem. Sesión del 3-X-1555. Fols. 162vº-163vº.
40
Ibídem. Sesión del 31-XII-1555. Fols. 166vº-167rº.
41
Ibídem. Sesión del 30-XII-1556. Fols. 203rº-204rº.
42
A.H.P. de Albacete. Secc. Municipios. Caja 4578. Libro 228. Cuentas de propios
1552-1564. Cuenta del 29-IX-1555 a 29-IX-1556.
gina 214
AL-BASIT 65 • PÁGS. 203-255 • INSTITUTO DE ESTUDIOS ALBACETENSES “DON JUAN “MANUEL” • ALBACETE • ISSN 2695-6888
se había enviado como solicitador al regidor Francisco de Villena.
Algunos miembros del concejo no estaban de acuerdo con su compe-
tencia. En presencia de Alonso Gómez, alcalde mayor del Marquesado,
Jorge de Alcañavate reprochaba la baja calidad social de su homólogo
para cumplir la misión,
[…] porque para el dicho pleito es menester vna persona mui abo-
   -

porques vn onbre pobre; así mismo, que no tiene qué comer y no
         

por otras cabsas, que protesta desir y aclarar, pide e rrequiere al
dicho sennor alcalde maior e a los demás sennores rregidores, le


que viniere a esta villa e propios e rrentas della, por estar el dicho
-
pa e cargo de los dichos sennores e no suya
43
.
Días después, el alguacil mayor, vistas las quejas, nombró para el
cargo a Antón Martínez de la Gineta. Como en ese momento se trataba el
pleito sobre el registro de ganados, se acordó que los cabañeros locales y
el concejo diesen, a medias, un salario único al nuevo solicitador
44
.
No obstante, o no se consumó el nombramiento o también perma-
neció el anterior Villena, pues vemos que éste, en octubre, envió una car-
ta pidiendo al ayuntamiento poder especial para contradecir a La Gineta,
que quería tener su propio encabezamiento de impuestos. También so-
licitaba relación de lo que pagaba esa nueva villa “por las alcavalas del
viento e lo que pagan por lo que se rreparte en sus vezinos. E se le enbíen
çinquenta ducados para faser sacar las rrelaçiones en lo de La Gineta”
45
.
Incluso, al mes siguiente, el propio concejo acuerda que se le envíen
doscientos reales “para contentar los letrados e que trayga los previllejos

46
. La causa de la continuidad estaba
en su propia negativa a aceptar la destitución. A primeros de diciembre,
además de constar que se le han enviado ya dos o tres cartas para que
-
43
Ibídem. Caja 4507. Actas capitulares 1552-1562. Sesión del 22-VIII-1556.
Fol.187rº.
44
Ibídem. Sesión del 9-IX-1556. Fols. 190rº-191rº.
45
Ibídem. Sesión del 19-X-1556. Fols. 195vº-196rº.
46
Ibídem. Sesión del 7-XI-1556. Fol. 198rº.
gina 215
PEDRO JOAQUÍN GARCÍA MORATALLA
PLEITOS DE LA VILLA DE ALBACETE A MEDIADOS DEL SIGLO XVI
ller Alarcón, tenido en más competencia para esos negocios
47
. No obstan-
te Francisco de Villena se resistía, siendo nuevamente recriminado, pues
las diligencias que se le encomendaron estaban algunas ya despachadas
y otras estacionadas
48
. El vecino Alonso Pacheco, sería el encargado de

49
y, ya
una vez venido, se le hizo liquidación de sus honorarios, librándole “onze
mill marauedís, para en parte del pago de los salarios que a ganado desta
villa del tiempo que a sido soliçitador della en Corte, en los pleitos que en
ella trata esta villa”
50
.
Después sería nombrado puntualmente para el cargo el escribano
Miguel Sánchez del Castillo, entendiendo sobre los registros de gana-
dos y otros asuntos, y ocupándose en ello durante setenta y dos días, a
ocho reales cada día
51
.
A mediados de agosto de 1558 el ayuntamiento nombró al expre-
sado bachiller Alarcón,“e porque son los pleitos munchos y se an de pagar
derechos, mandaron que se libren treinta mill marauedís”. Como en ese
momento el concejo no tenía ese dinero, se tomaría de las tercias. Al mis-
mo tiempo se trató sobre la situación del letrado que tenía la villa, que
había sido destinado por la Corona al gobierno de Nápoles.


Nápoles. E conviene questa villa tenga letrado en Corte para los di-


letrado desta villa y trate con él el salario que se le a de dar por esta
villa y lo asiente con él
52
.
Sin embargo, días después, el alcalde ordinario Alonso de Villanueva
de Barrax revocaría el nombramiento del solicitador, alegando que no
era necesario, “ni esta villa tiene neçesidad de soliçitador en la Corte por

47
Ibídem. Sesión del 7-XII-1556. Fols. 201rº-201vº.
48
Ibídem. Sesión del 30-XII-1556. Fols. 203rº-204rº.
49
A.H.P. de Albacete. Secc. Municipios. Caja 4578. Libro 228. Cuentas de propios
1552-1564. Cuenta del 29-IX-1556 a 29-IX-1557.
50
Ibídem.
51
Ibídem. Cuenta del 29-IX-1557 a 29-IX-1558.
52
A.H.P. de Albacete. Sec. Municipios. Caja 4507. Actas capitulares 1552-1562.
Sesión del 11-VIII-1558. Fols. 281vº-282rº.
gina 216
AL-BASIT 65 • PÁGS. 203-255 • INSTITUTO DE ESTUDIOS ALBACETENSES “DON JUAN “MANUEL” • ALBACETE • ISSN 2695-6888
sin fruto”
53

1 de octubre del mismo año todavía continuaba el bachiller en su cargo,
enviando a Albacete correspondencia sobre su gestión
54
. Son varios los
libramientos que se hacen al respecto. A un vecino de Chinchilla que le
llevó ciertas cartas y trajo unas provisiones. A otro de La Roda por lo mis-
mo. Al albaceteño Francisco Sedeño, que le entregó dinero para parte de
pago de sus salarios
55
y “porque llevó a la Corte çiertas cartas y despachos

Corte, e dineros para pagar derechos”
56
.
En la primavera de 1559 ya parece que el bachiller ha regresado a
Albacete, por cuanto el ayuntamiento ordena a su mayordomo, Juan del
Cobo, “que no pague dineros ningunos a el bachiller Alarcón hasta que
aia entregado todas las escripturas que tiene del conçejo, so pena de los
pagar otra vez”
57
.
A primeros de noviembre de 1560, volvería Sánchez del Castillo a
estar ocasionalmente en el cargo, con un salario de ocho reales por cada
día que se ocupare, llevando poder e instrucción del concejo para los ne-
gocios a tratar
58

“lo que se pide que se
quiten los rregidores de los propios del conçejo”. Enterado el concejo de
que el solicitador de La Gineta se había desplazado a la Corte para meter
prisa en el pleito con Albacete sobre la jurisdicción, se pide a Hernández
que “asista en el dicho negoçio entretanto que se probee en ello lo que
conviene”
59
. Este Hernández ejercería su cometido puntualmente y sin
consenso concejil en su nombramiento. Al mes siguiente se le pidieron
cuentas de su gestión
60
.
53
Ibídem. Sesión del 7-IX-1558. Fols. 284rº-284vº.
54
Ibídem. Sesión del 1-X-1558. Fol. 289rº.
55
A.H.P. de Albacete. Secc. Municipios. Caja 4578. Libro 228. Cuentas de propios
1552-1564. Cuenta del 29-IX-1557 a 29-IX-1558.
56
Ibídem. Cuenta del 29-IX-1558 a 29-IX-1559.
57
A.H.P. de Albacete. Sec. Municipios. Caja 4507. Actas capitulares 1552-1562.
Sesión del 1-IV-1559. Fol. 299vº.
58
Ibídem. Sesión del 3-XI-1560. Fol. 354vº.
59
Ibídem. Sesión del 4-III-1561. Fol. 362vº.
60
Ibídem. Sesión del 21-IV-1561. Fol. 367rº.
gina 217
PEDRO JOAQUÍN GARCÍA MORATALLA
PLEITOS DE LA VILLA DE ALBACETE A MEDIADOS DEL SIGLO XVI
3. CON EL DUQUE DE ESCALONA Y LA VILLA DE VES
Fueron frecuentes los enfrentamientos con el entonces marqués de
Villena, duque de Escalona, señor de Jorquera y Alcalá, y con la villa de
Ves. El motivo estaba en la incursión de vecinos de Albacete en esos do-
minios. Paralelamente, la ciudad de Chinchilla también pleiteaba por lo
-
formación al corregidor de Murcia sobre esas desavenencias pues, desde
tiempo inmemorial, chinchillanos y albaceteños habían estado en pose-
sión, uso y costumbre de entrar y pacer con sus rebaños en los términos
de Jorquera, pagando borra y asadura
61
. Sin embargo los arrendadores
del marqués-duque, y con aquiescencia de éste, no les respetaban ese
derecho, prendándoles los ganados (Carrilero, 2004, pp. 228-230) y exi-
giéndoles además el pago del servicio y montazgo
62
. Las controversias
siguieron también en los gobiernos de la reina doña Juana (Carrilero,
2002, pp. 71-73) y su hijo Carlos V (Carrilero, 1983, p. 325; 2000, p. 364).
A pesar de las querellas, la propia villa de Ves reconocía en 1575 el
privilegio que tenían otros pueblos para herbajar dentro de su término,
porque ay buenas yerbas para los ganados ovejunos y buenos montes
-

la villa de Alcala del Río y de la villa de Xorquera y su tierra, y tanbién la

Moratalla, Cifo, Valdelvira, 2014, p.229).
61
Borra.- Tributo sobre el ganado. Impuesto recaudado inicialmente bajo la forma
de “corderas de un año, de las que tomó el nombre. Se generalizó de 1485 a 1490,
calculándose en una oveja (no necesariamente una cordera) por cada quinientas.
Asadura.- Derecho que se pagaba por el paso de los ganados. Pequeño impuesto que
se remonta al siglo X, que en un principio se cobraba bajo la forma de “la asadura
de las ovejas o del ganado”. Durante la Edad Media se cobró a razón de un cordero
o media oveja por rebaño. Sobre este impuesto en el Marquesado de Villena, véase
(González, 2002, p. 128).
62
Servicio y montazgo.- La primera indicación de un impuesto directo a los tras-
humantes en el siglo XIII se denominó “servicio”; fue la primera renta real im-
puesta en Castilla, donde la trashumancia de rebaños era usual desde hacía siglos.
En 1343 se transformó su nombre en “servicio y montazgo, al incorporarse los
montazgos locales (de las tierras de realengo) a la Corona, perdurando su carác-

un ingreso permanente y pagadero anualmente a la realeza. No debe confundirse
con el montazgo local. Véase (González, 2002, p. 121).
gina 218
AL-BASIT 65 • PÁGS. 203-255 • INSTITUTO DE ESTUDIOS ALBACETENSES “DON JUAN “MANUEL” • ALBACETE • ISSN 2695-6888
Aunque estos litigios se resolvían en Granada, un receptor
real, Luis Vázquez de Acuña fue el encargado de trasladarse a tie-
rras del Marquesado de Villena para obtener todas las declaracio-

en la Audiencia. Del mismo modo, las partes debían presentar sus
testigos correspondientes ante ese receptor, con los consiguientes
          
vecino de Chinchilla que se ocupó siete días en ir a declarar al lu-
gar de Montalbanejo, donde se encontraba Acuña, sobre la proban-
za que Albacete hacía contra Ves del aprovechamiento de términos.
Otro chinchillano fue a la villa de Barchín a lo mismo. A un vecino de
Albacete se le libraron 15 reales por cuatro días que empleó en ir a
llamar a un testigo a Elche para idéntico asunto. Otro fue compen-
sado porque fue a Sax a cobrar 5.000 maravedís que se le debían al
concejo “de los gastos questa villa a hecho en el pleito con el duque de
Escalona e villa de Jorquera e Ves” y de llevar una carta al corregidor


63
.
También el procurador del concejo, Miguel Sánchez, recibió 75
reales por ir a Barrax a buscar un testigo para el pleito de Ves, y por
siete días que empleó en “yr a la villa de Montalbanejo y Barchín, a don-
, para presentar ante él,
por testigos, a dos vecinos de Chinchilla, a uno de Jorquera y a otro
de Campillo, a los que, a su vez, tuvo que remunerar. Este procurador
estuvo treinta y cinco días buscando al receptor para que viniese a
acabar la probanza de Ves. También lo buscaría otro peón albacete-
ño, que lo encontró en el Castillo de Garcimuñoz. Nos consta que vino,
pues el ayuntamiento libró cinco reales a dos hermanos, vecinos de La
Gineta, por testimoniar ante él sobre el aprovechamiento del término,
así como tres reales y medio al peón que fue a llamarlos. Está claro que
esos informantes eran favorables a la postura albaceteña al respecto,
incluso sabemos que eran preparados para declarar a su favor, como
Juan López Cañavate, vecino de Alcalá, que anduvo tres días, junto con
el procurador de Albacete, “por çiertos pueblos a encaminar los testigos
para la probança questa villa haçía contra Bes sobre la comunidad de los
términos”
64
.
En las declaraciones y pesquisas hechas ante el receptor real, ade-
más de los testigos, estaba también presente el procurador de Albacete,
que cobraba sus honorarios. Miguel Sánchez recibió 13.325 maravedís
63
A.H.P. de Albacete. Secc. Municipios. Caja 4578. Libro 228. Cuentas de propios
1552-1564. Cuenta del 29-IX-1554 a 29-IX-1555.
64
Ibídem.
gina 219
PEDRO JOAQUÍN GARCÍA MORATALLA
PLEITOS DE LA VILLA DE ALBACETE A MEDIADOS DEL SIGLO XVI
-
res de Su Magestat”, haciendo las probanzas del pleito con Ves sobre la
taja, y otros que se seguían con La Gineta y los Alfaros, como veremos.
Igualmente, al expresado Vázquez de Acuña, se le libraron 30 ducados
en parte del pago de su gestión en el pleito de Ves por los términos, por
la taja en Jorquera y en el de los Alfaros
65
.
Una vez hechas las probanzas ante ese mandatario real, eran en-
viadas a la Real Audiencia de Granada. El mensajero Antonio de Sesma,
cobró ducado y medio por llevar a esa ciudad las relativas al aprovecha-
miento de términos en Ves y en poblaciones del Marqués. También se
ocasionaban gastos por el trámite del asunto en la propia Chancillería.
El bachiller Francisco de Cantos recibió cincuenta ducados por ir como
solicitador, para entender sobre lo dicho en aquellos lugares, además
del pleito de los Alfaros y otros negocios. Una vez allí, el concejo le en-
viaría veinte ducados más. Otros vecinos aceptaron honorarios por lo
mismo, como Juan Jiménez de Cubas, por ir allí a buscar una compul-
soria “para sacar çiertas escrituras de lo tocante al pleyto de Bes”. Otro,
llamado Juan Perlado, fue a traer ciertos testimonios y prorrogación en
los pleitos y probanzas contra el duque de Escalona, pagándole, previo
acuerdo, sólo la mitad de lo habitual, “porque llebó otros despachos de
otras personas”
66
.
En cuanto a la parte del marqués de Villena, encontramos que
en 1556 la Chancillería de Granada había dictaminado en su con-
tra, con dos ejecutorias a favor de Albacete, por las cuales se paga-
ron seis reales a Martín Serrano, vecino de Villanueva de la Jara,
“porque truxo çiertas provisiones e despachos e dos executorias de
Granada sobre la comunidad de los términos con Xorquera”
67
. Una
de ellas versaba sobre unas reses que se habían tomado al alba-
ceteño Juan del Campillo; y la otra era relativa a los derechos de
borra, taja y asadura en el término de Jorquera. Ambas estaban en
poder del abogado Francisco Gallego, que fue llamado por el conce-
jo, “para ver lo que se a de faser sobrellas”
68
. El letrado aconsejaba
que para poder actuar sobre la devolución de las reses, necesitaba
poder del propio Campillo. Sería primero el regidor Francisco de
Villena quien se ocuparía cinco días en ir a requerir sobre el asunto
al referido señor de Jorquera. Después, fue el procurador Miguel
Sánchez a notificar que se le devolviesen al vecino señalado las 48
65
Ibídem.
66
Ibídem.
67
Ibídem. Cuenta del 29-IX-1555 a 29-IX-1556.
68
A.H.P. de Albacete. Sec. Municipios. Caja 4507. Actas capitulares 1552-1562.
Sesión del 9-IX-1556. Fols. 188vº- 189rº.